MettaSound · Cuencos

((( Sonidos de Paz )))

Yoga del Sonido (Nada Yoga)

en septiembre 7, 2017

nada yoga

¿Qué es el Nāda yoga (नादयोग) <Yoga del Sonido>?

El término “Yoga” significa “unión“; La unión con lo absoluto, la unión de los aspectos corporales y espirituales del hombre con el universo del que forma parte.

Por otro lado la palabra “Nāda” significa “sonido sutil”, por lo que si unimos ambos conceptos deducimos que el Nāda yoga es la unión trascendental a través del sonido.

El Nāda Yoga o Yoga del sonido, cuyo origen se remonta a la civilización védica, Según describen los maestros, proviene directamente del Sama Veda, uno de los cuatro “Vedas” (libros sagrados). Someramente, la palabra Nāda se podría traducir como “vibración sutil” o “corriente energética sutil” marcando una diferencia con las formas vibratorias más concretas que percibimos habitualmente. En las escrituras se describe a “Nāda” como la primera manifestación del Absoluto no Manifestado, y se dice que es la vibración primordial a partir de la cual emana toda la creación.

El Nāda Yoga, < Yoga del sonido > es la vertiente de esta disciplina que pone el foco en la Vibración Sonora como camino hacia el equilibrio psicofísico y espiritual.

·En sánscrito la palabra Nāda se pronuncia Naada ya que la primera a es una vocal larga y tiene aproximadamente el doble de duración que una vocal corta que se suma a la leve variación de altura sonora al pronunciarla. Es interesante remarcar el hecho de que la mencionada lengua antigua de India se apoya en las vocales largas y es allí donde se acentúan las palabras. Frecuentemente, se puede encontrar escrito el nombre de esta disciplina como Naad Yoga y aclarar esto no es menos importante. Sin necesidad de caer en tecnicismos fútiles lo dicho anteriormente es consecuencia de la traducción inglésa que se ha venido haciendo de las palabras sánscritas en parte por desconocimiento y en parte por la natural tendencia a expresarlas en el lenguaje propio. Entonces, en los países de habla inglesa para lograr el efecto de vocal larga de doble duración han creído que la forma correcta de escribirla era con dos a en vez de una. Para diferenciar la vocal larga de la vocal corta en la lengua sánscrita se usa el signo diacrítico y está representado por una línea horizontal que se dibuja justo arriba de la vocal misma. Además otro error común es pronunciar la palabra Nada como Nad o Naad solamente y esto sucede por el desconocimiento de la regla sáncrita que enuncia que todas las consonantes, cuando no se indica nada en contrario, siempre están acompañadas de la letra a para completar su sonido y no hace falta escribirlo, es decir, está sobreentendido. Por ello es que cuando se escribe puede leerse Naad, pero conociendo esta regla, se pronunciaría Naada. Sucede algo similar a la expresión de la letra D en castellano, cuando la pronunciamos audiblemente decimos D + e, o sea, De aunque esté escrito sólo la letra D. De esta manera, queda claro que la pronunciación original de la palabra es Naada.

·Las enseñanzas tradicionales de ésta disciplina explican que el universo en sus distintos planos está en constante movimiento e interrelación y al hacerlo produce  vibraciones determinadas. En este sentido se considera que el universo es sonido en distintos grados de materialización donde se distinguen tres estadios a través de los cuales las vibraciones se vuelven cada vez más concretas hasta tomar la forma de los sonidos que estamos acostumbrados a escuchar. El primero es el estadio latente, no manifestado o potencial. El segundo es Nāda, la primera manifestación del absoluto no manifestado, Nāda es Om, la vibración primordial a partir de la cual emana toda la creación.  En este plano se encuentran los llamados Anahata sounds, es decir, aquellos sonidos que no se producen por el golpe de dos elementos juntos sino que se generan por el mismo fluir de la energía. Por último, están todos aquellos que escuchamos habitualmente ya sean audibles o inaudibles teniendo en cuenta el rango auditivo del oído humano.

Mucho más que el yoga del sonido

·Según la mística del Yoga el universo es vibración en estado puro y cuando se creó nació el primer murmullo, lo que conocemos como OM, o la vibración primordial. El universo es un flujo constante de energías que contienen distintos grados de vibración. Nosotros somos, al igual que el resto, un conjunto de energías. Algunas energías componen nuestro cuerpo, mientras otras constituyen nuestra mente y nuestra estructura espiritual.

Fuera de la literalidad que antes hemos explicado hay que decir que en realidad “Nāda” es la energía principal que constituyo el universo, de ahí que no quiera limitarme a definir el Nada Yoga como el Yoga del sonido. Es mucho más.

·El objetivo del Nāda Yoga es volver a integrar al ser humano con esa energía principal y creadora de todo. Es la unión (yoga) con la energía primigenia. Es la unión del yo, del conjunto de energías más pequeño, con la consciencia cósmica. Esa unión se produce a través del sonido, de ahí su nombre Yoga del Sonido.

Se podría pensar (como mucha gente hace) que practicar Nada Yoga consiste sólo en escuchar música. Es una falsa creencia que hay que erradicar.

El sonido que hay que experimentar no es el sonido exterior, sino los sonidos interiores que debemos escuchar hasta alcanzar el Nāda, y de ahí experimentar la superconsciencia o samadhi. Escuchar música sólo es un medio, y no un fin en este tipo de yoga.

En un contexto amplio Nāda hace referencia a vibraciones sutiles, a flujos o corrientes vibratorias inaudibles que no son más que movimientos de energía integrantes de un todo unificado y por ende interrelacionado. Desde la perspectiva tántrica de totalidad la experiencia de la práctica de Nada Yoga tiene 3 niveles: externo, interno y secreto. El nivel externo relacionado con la forma, el nivel interno con el espacio que da forma a la forma y el nivel secreto que refiere a la continuidad de la mente que atraviesa tanto forma como el espacio. De esta manera, cualquier práctica de Nada Yoga que se considere como tal debe promover la apertura gradual de la conciencia entendida como proceso cognitivo y el conocimiento directo de la verdadera naturaleza de la mente.

¿Qué tiene que ver el Nada Yoga con la música?

Muchas sesiones de Nāda Yoga se llevan a cabo con música instrumental. Es este, quizá, la práctica de Nāda Yoga más conocida.

Existe la música exterior, también llamada Ahata, y la música interior o anahata. La ahata o música exterior son los sonidos instrumentales que intentan influir en nosotros y que nos ayudan a escuchar los sonidos interiores. A través de la música puedes utilizar las vibraciones exteriores para introvertir la mente y escuchar los sonidos trascendentes. La música es una herramienta para la interiorización.

En definitiva, el Nāda Yoga es un tipo de Raja Yoga que nos permite llegar a la fase de Antar Mouna o silencio interior a través del sonido. Por ello, es una forma excelente de meditar. 

A través del sonido se trabaja la presencia y la conciencia plena, calmando la mente y armonizando nuestras vibraciones a todos los niveles, como si afinásemos un instrumento, para deshacer tensión, bloqueos y estrés, favoreciendo un estado de salud global.

 ¿Por qu

é el nada yoga es una forma de meditación?

nada-yoga

·El Nāda no es un sonido pasivo, no consiste en “escuchar algo”, el Nāda yoga representa el sonido original del universo, también llamado shabda o dhvani, que también se encuentra dentro de cada uno de nosotros.

El Nāda yoga es un proceso de interiorización por el que llegamos a ese sonido interior del universo, sin concurso de los sentidos y  que se consigue gracias a una meditación de profundidad.

De hecho, al Nāda yoga se le considera parte del raja yoga, un tipo de yoga basado en la meditación y también conocido como yoga mental.

·Las clases de Nāda Yoga se desarrollan como meditaciones sonoras donde se comienza trabajando con los sonidos externos u audibles para luego profundizar en los sonidos internos y las vibraciones sutiles con el objetivo de sintonizar, a través de la concentración, con la fluide

z e integración de aquellos estados de conciencia mas abarcativos.  También se aprovecha  la naturaleza vacua y amorfa del sonido abstracto para desarrollar la actividad de una manera más pura y universal evitando asociaciones directas relacionadas con aspectos más superficiales de la mente.

Cualquier sonido o música No es Yoga de Sonido

·Sucede algo sumamente llamativo con esta actividad ya que debido a la traducción simplista de “Yoga del Sonido” y a la ignorancia en la práctica e investigación en este campo, parecería que cualquier sonido o música entraría dentro de ésta categoría o que solo bastaría con generar combinaciones sonoras sin importar el estado interior de quién lo está haciendo y además ignorar, básic

amente por falta de experimentación y práctica con uno mismo, cuáles son los efectos que uno está produciendo en quien escucha esa música. Quedan a la vista las consecuencias inadecuadas que puede motivar un trabajo de este tipo. 

1915796_1521374351505110_6156288166107476075_n

·En esta propuesta, los sonidos y la música en este plano se utilizan como símbolos y no como fines en si mismos, es decir, como representaciones similares de lo que ocurre en planos más profundos de la conciencia que permiten al individuo naturalmente ir flexibilizando su concepción sólida del mundo y reconociendo la realidad existente detrás del funcionamiento externo de la mente. Aquí es donde el sonido cumple un papel esencial porque es el medio más adecuado y más rápido del que disponemos en este plano para sintonizar con ese estado fundamental de conciencia, ya que a través de la escucha atenta y del reconocimiento de las cualidades de vacuidad, impermanencia e interdependencia que posee, por solo nombrar las más sobresalientes, el individuo queda en el umbral de una experiencia radicalmente profunda y por sobre todo real.

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: