MettaSound · Cuencos

((( Sonidos de Paz )))

Cuencos de Cuarzo

El cristal de cuarzo es un mineral formado por dióxido de silicio. Los beneficios del sonido de los cuencos de cristal de cuarzo se explican en función de los efectos de su percepción y de su propagación por nuestro cuerpo. A través, principalmente de la columna vertebral y del agua, alcanzan a los diversos órganos, tejidos y células de nuestro organismo. A través del sonido y la vibración, la mente alcanza un estado de silencio y paz interior que favorece una profunda relajación consiguiéndose, simultáneamente, una armonización a nivel energético y emocional. cuencos-de-cuarzo-blanco-de-10-19696-MLM20174912398_102014-O
El sonido de los cuencos permite viajar por estados modificados de conciencia puesto que su percepción modifica las ondas cerebrales. Los cambios bioquímicos generados en respuesta a los estímulos sonoros favorecen la liberación de diferentes hormonas y otras sustancias endógenas con positivos beneficios para nuestro cuerpo y mente.

Los cuencos de cuarzo emiten e inducen un modelo de onda alfa que es el que emite el cerebro en los estados meditativos y de profunda calma. Y se ha podido comprobar que en esos estados hay un aumento significativo de la producción de linfocitos T, responsables del sistema inmunitario.

Uno de los principales usos de los cuencos de cuarzo es inducir a una profunda relajación, estado en el que se producen importantes y conocidos beneficios psicofisiológicos.
Sus efectos son beneficiosos para contracturas musculares, dolores en articulaciones, desequilibrios del sistema nervioso, insomnio, estrés, cálculos renales, cansancio, ansiedad y bloqueos emocionales, entre otros.

Los cuencos de cristal de cuarzo constituyen una nueva dimensión dentro del mundo de la vibración y el sonido. Están basados en la tradición del uso del sonido con cuencos de metal en el Tíbet, la India, China, Japón y otros países de Oriente desde hace cientos de años para la meditación y la sanación.  Con esa finalidad han comenzado a utilizarse a finales de los años ochenta dada su enorme resonancia y poder terapéutico.

Las vibraciones producidas por los cuencos de cristal de cuarzo activan nuestras células y penetran profundamente en todo nuestro ser. Su sonido envuelve el cuerpo como una ola, proporcionando una experiencia similar a un masaje enormemente sutil o a una profunda y serena meditación. La gente que experimenta los efectos de los Cuencos de Cuarzo describe su experiencia como una gran relajación física y mental, sensación de flotar, bienestar, plenitud… Producen importantes desbloqueos en el cuerpo físico y energético, por lo que se utilizan como una importante herramienta terapéutica.

Por el principio de resonancia, base de toda terapia que se realiza con sonido, los Cuencos de Cuarzo producen una armonización entre su vibración y la de la persona. La vibración producida por los Cuencos tiene el poder de hacer vibrar los átomos y reorganizarlos en una estructura cristalina, que es más fuerte, es decir, más armónica, más sana.

La glándula pineal cuyas calcificaciones lo convierten en un auténtico cristal, es una de las más beneficiadas terapéuticamente hablando, ya que aprovecha el canal que une el bulbo raquídeo con el cóccix favoreciendo prácticas tales como la meditación.

El efecto curativo del sonido generado por los cuencos de cuarzo sobre el cuerpo, se produce al entrar en resonancia ambos sistemas cristalinos. El sonido producido influye profundamente a los hemisferios cerebrales. De hecho se pueden combinar determinados sonidos, llamados bineurales, para lograr su armonización que repercute en la columna y se expande a las células, líquidos y órganos.

Los Cuencos de Cristal de Cuarzo ofrecen distintas posibilidades de trabajo de acuerdo a los distintos tamaños y notas en los que están afinados.

Los sonidos más graves producen un “enraizamiento” en la persona porque afectan a los centros inferiores de energía. Son más amplios, contienen más armónicos. Los más agudos resuenan en las zonas superiores del cuerpo (pecho, garganta y cabeza). Son sonidos más focalizados, más intensos.

Es posible trabajar con un set con varios cuencos cuyas notas se correspondan con diferentes chakras para un trabajo más específico en los centros de energía, o bastará uno solo con buen poder vibratorio para un tratamiento general.

Conociendo un poco el cuarzo

Por el efecto de la erosión, el agua va desgastando las rcuarzo_cristalocas hasta convertirlas en arena, pero esta erosión tiene un límite ya que la sílice, que es la arena propiamente dicha, no llega a ser destruida completamente, por eso hay arena en las playas. Este efecto de erosión del agua sobre la roca se produce en la superficie, sin embargo en el interior de la tierra el efecto del agua sobre la roca es diferente puesto que hay mucha presión y mucho calor.

Cuando el calor y la presión son enormes, el Silicio llega a hacerse liquido y empieza a crecer literalmente en forma de capas, las cuales son muy evidentes en algunos cristales de Cuarzo. A la vez en esta estructura cristalina se van ordenando sus moléculas alrededor de un punto determinado que deriva en un punto de fuerza o ápice, esto constituye el mismo movimiento en espiral que posee el ADN y también el mismo movimiento que posee una galaxia. El ápice es el punto donde confluyen las caras del cristal, este vértice es el de mayor poder energético de un cristal de Cuarzo. La estructura terminal o final de un cristal adquiere la forma cuando se da la circunstancia de que en ese espacio o superficie encuentra un hueco para crecer hacia arriba. Cuando no hay espacio tenemos las drusas de cristales uniformes y cuando si hay espacio una o más partes de la estructura se disparan hacia arriba e incluso en ocasiones hacia ambos lados como veremos en los cristales de doble terminación. Estos cristales son muchísimo más potentes y poseen unas propiedades determinadas. Este proceso de crecimiento de un cristal puede durar miles de años o producirse en unos segundos bajo determinadas condiciones.

Por lo tanto veremos que cada cristal punta de Cuarzo ha pasado por un proceso de crecimiento en el que una fuerza ha hecho posible que sus átomos hayan sido ordenados perfectamente y hayan crecido dando lugar a una estructura cristalina de caras reunidas en un sólo ápice.

Esta fuerza de origen contenida dentro de un cristal de Cuarzo es la vida o espíritu del cristal. Esta fuerza o vida pulsa dentro del cristal, en cada cristal es único, al igual que el ser humano es una especie única, pero no hay una persona idéntica a otra, de la misma manera no hay un cristal de Cuarzo idéntico a otro. Es con este espíritu, vida, energía, esencia de luz consciente o como quiera llamarse, que entramos en comunicación cuando trabajamos con un cristal de Cuarzo.

Ahora podemos tener claro que los cristales de Cuarzo son seres en evolución, que su energía es consciente y que pertenecen a otra forma de vida no pensante con raciocinio pero sí con conciencia.

Trabajando con el cuarzo

El nivel vibratorio de los cristales de Cuarzo aumenta los iones negativos, que son beneficiosos para el organismo y la salud en general, por lo que el contacto, imposición o presencia de cristales de Cuarzo nos ayuda a mantener nuestra salud tanto a nivel físico, emocional o mental. Entonces, si sabemos que una enfermedad, cansancio, emoción o pensamiento negativo es una energía en desequilibrio, muchos iones positivos están sobresaturando nuestra aura o campo magnético.

El cuarzo está reconocido por su habilidad para producir impulsos eléctricos, su campo energético tiene la habilidad de asociarse con la frecuencia precisa conocida como piezo electricidad, lo cual significa que genera electricidad por presión aplicada. Este tipo de electricidad es la misma en el cuerpo humano.

Agua y Cuarzo, vibran en similar frecuencia que el cuerpo humano (que es 70% agua, silicio y oxigeno) y es similar al Cristal de Cuarzo en su estructura. Podemos notar la cercana relación y la armonía simpática entre el ser humano y el Cuarzo. Esta electricidad o impulso eléctrico que el cuarzo genera es un recurso muy importante en la tecnología actual. Sonar, computadoras, relojes, aparatos eléctricos, radios y más, utilizan éste increíble recurso de energía del cuarzo, que selecciona y separa una determinada vibración para que pueda ser usada sin la interferencia de otras. Con nuestra mente, intención clara y voz alta podemos dirigir, amplificar y clarificar nuestro pensamiento e ideas a través de éste mismo proceso que afecta y acrecienta tu Control Mental y tu Voluntad.

El cristal mantiene un alto orden y estabiliza la composición de la estructura molecular del campo energético que rodea al ser humano, el cual es extremadamente complejo y variable. Cuando los campos de energía del cristal y el ser humano interactúan, los enfocados patrones de energía estabilizadores del cristal afectan equilibrando el campo magnético en nosotros.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: