El Sonido sin golpear: Anahata Nada

Uno de los aspectos de tocar intuitivamente es permitir al silencio ser parte del sonido. Un poderoso concepto en el Nada Yoga (el yoga del Sonido) es Anahata el sonido sin goles, el sonido mas allá del sonido físico. Esto es Anahata, el sonido silencioso, el yogi medita sobre él en las etapas finales de Nada Yoga. Este sonido interno no viene desde el mundo material pero puedes ser experimentado a través de su manifestación, así como el sonido sin golpear del gong es experimentado a través del sonido golpeado.

2

Esta juega entre Ahata Nada, el sonido oído que es una experiencia de el nivel sensual  de la vibración que viaja a través del aire, y el Anahata Nada, el sonido nunca oído experimentado en el silencio de la mente meditativa a través de las sutiles vibraciones de prana, es absolutamente critico para el gong ser tocado por un maestro. Es en el entendimiento de Anahata Nada que podemos dar completamente el mensaje del gong en cómo quiere ser tocado. Aquí es donde la habilidad del músico intuitivo es puesta a prueba. En su nivel más simplista, Anahata Nada comienza con silencio. El silencio es la fuente de todo el sonido y todo sonido debe regresar a el silencio. En las escrituras,  está el dictamen de que desde el silencio sin forma viene la manifestación de la forma de el sonido, o la palabra. Cuando el sonido se disuelve nuevamente en el silencio, la forma ya no tiene forma hasta que se manifiesta nuevamente. Esta comprensión de la relación entre el sonido y el silencio esta expresada en el Maitri Upanishad (6,22) que declara: “Hay dos formas de conocer la realidad: una es a través de el sonido, y la otra de el silencio. Es a través de el sonido que llegamos al silencio”.

Para el músico de gong, la comprensión de esta relación siempre retornante entre el sonido (Anhata) y el silencio (Anahata) es de importancia crítica tanto para la perspectiva musical como la yogica.

El gran pianista austriaco Arthur Schnabel  cuando le preguntaron sobre su habilidad musical simplemente respondió: “Las notas que yo manejo no son mejores que muchos pianistas. Pero las pausas entre las notas- ah, ahí es donde el arte reside!

La pausa entre las notas, el espacio entre los sonidos, es donde podemos oír el verdadero poder de el gong, el Anahata. Este espacio entre los sonidos es conocido como “sandhya” en la música India. Sandhya es traducida también como el espacio entre los tiempos, así como los eones cósmicos llamados Yugas o el crepúsculo entre la noche y el día. Las practicas espirituales asociadas con estos “espacios” de el día, anochecer, medio día y atardecer también son llamadas Sandhya. La palabra viene de “san” que significa “bien” y de “dhya” (de dhyana) que significa “meditación”. Así significa: meditación echa bien.

Con el gong, una meditación bien hecha es cuando sandhya es dominada en el arte de tocar. Este es uno de los secretos finales que el músico del gong descubre:  el poder transformador de el gong no viene de el sonido sino de su silencio. Esto se hace intuitivamente, no puede ser enseñado.

sufi-sound-picture-2

Hablando prácticamente, de todas formas, el músico de gong debe saber simplemente cuando no golpear el gong para poder crear un espacio para que Anhat y Anahata ocurran. El golpe, sonido, mueves a los oyentes lejos y por fuera  mientras que la pausa, el silencio, tira y atrae hacia el centro.  Con el gong este espaciamiento apropiado permite que el sonido se infle y edifique para vibrar entre los golpes. Durante una sesión, puede haber un descanso en el silencio antes de volver al sonido.

Mientras usas los espacios entre los sonidos, es importante crea un estado transformador, es al final de la sesión de gong que el sonido sin golpear es más importante. Antes de que el último sonido se disipe en el silencio, continúa manteniendo el silencio por lo menos la misma cantidad de tiempo que hubo entre el último golpe y el ultimo sonido perceptible. El músico de gong es de hecho afortunado  por ambos sonido y el silencio del gong, ya que despierta la conciencia intuitiva y guía al practicante.

 

Anuncios